Saltar al contenido

Análisis del iPhone XS: ¿mejor o peor que el iPhone XR?

Análisis del iPhone XS

Este smartphone mantiene el mismo diseño que el iPhone X, y de allí deriva que su nombre tenga la letra «S», que oficialmente no se sabe qué significa.

Es un móvil que deja muy buenas primeras impresiones, como su predecesor, aunque parece tener un ancla en el cuello desde su nacimiento, una competencia que se encuentra dentro de su propia familia: se trata del iPhone XR, que cuesta 210 euros menos.

Características del iPhone XS

  • Pantalla de 5.8 pulgadas.
  • Resolución de 2,436×1,125 pixeles.
  • Densidad de pixeles, 458ppp.
  • HDR, Dolby Vision y HDR10.
  • Procesador de Apple A12 Bionic.
  • Sistema operativo, iOS 12.
  • Almacenamiento de 64GB, 256GB, 512GB.
  • Cuenta con carga inalámbrica.
  • Cuenta con cámara trasera, doble sensor de 12 megapixeles con estabilización de imagen óptica en ambos, con apertura de f/1.8 y f/2.4.
  • Cámara frontal de 7 megapixeles con apertura f/2.2.
  • Face ID con mejoras en la velocidad de detección.
  • Resistencia al agua de IP68.
  • Otras características específicas: True Tone Display, 3D Touch, Apple Pay, doble SIM (Dual SIM), bocinas doble (una en el borde inferior y otra en el auricular).
  • Disponible en tres colores: dorado, plata (blanco) y gris espacial.
  • Tamaño de 143.6×70.9×7.7mm.
  • Peso de 177 gramos.

Características del iPhone XS

Pantalla

En los nuevos iPhones predomina el protagonismo de la pantalla. Una equidad en el diseño que no lo es tanto en resolución, el iPhone XS recoge el testigo del iPhone X y mantiene una resolución de 1.125 x 2.436 píxeles en una pantalla super AMOLED de 5,8 pulgadas, con 458 píxeles por pulgada.

Además, dispone de muy buen nivel de contraste y de ángulos de visión; de hecho, por mucho que se incline el panel con respecto a la mirada podemos ver el contenido con toda su nitidez y sin pérdida de brillo o contraste.

Rendimiento del iPhone XS

La diferencia entre el iPhone XS y el XS Max no es mayor, y esto se debe a que utilizan el mismo procesador. El iPhone XS trae mejoras sustanciales en su interior. El nuevo procesador A12 Bionic mejora el rendimiento de un teléfono que ha sido veloz durante nuestras pruebas.

El nuevo procesador del iPhone XS incorpora seis núcleos en total, dos de ellos dedicados al desempeño y cuatro a eficiencia. En particular, este chip es un 15% más rápido que su predecesor y como mejora tangible para los usuarios permite el uso de un nuevo modo HDR inteligente o Smart HDR.

Rendimiento del iPhone XS

Batería de carga rápida

La batería del iPhone XS dura 13 horas 30 minutos. Si lo comparamos con otros iphones como el Max, encontramos que el móvil obtuvo una duración de hasta 17 horas y 32 minutos. La batería del iPhone XS agrega sólo 30 minutos más en navegación web a la del iPhone X, según explicó la compañía Apple en la presentación del dispositivo.

En comparación con el iPhone XS Max, tiene hasta una hora menos de duración, algo que parece lógico porque este dispositivo es más grande.

Diseño

El iPhone XS mantiene el diseño de vidrio con bordes de acero del iPhone X. Aquí nada ha cambiado en la parte externa e incluso las proporciones del equipo son idénticas, aunque teniendo ambos dispositivos en la mano puede uno darse cuenta de que el nuevo es ligeramente más pesado, mientras que el iPhone X pesa 174 gramos, el XS pesa 177 gramos.

No es una gran diferencia, pero llama la atención porque se trata de una variación relacionada a los componentes internos. Además de los colores negros y platas del año pasado, Apple ha decidido marcar el retorno del color dorado para este iPhone XS.

Cámara

Actualmente, una buena cámara es casi inherente a la tecnología de alta gama, una condición para imprescindible, algo que deben cumplir para estar a la altura y para valer lo que se llega a pedir por ellos. Las lentes ocupan un lugar y una forma calcadas a las del iPhone X, pero las apariencias en este caso engañan porque ha habido evolución, tanto a nivel de hardware de como software.

Cámara

El iPhone XS integra una doble cámara trasera con dos sensores de 12 megapíxeles cada uno. Una lente estándar con apertura f/1.8 y un teleobjetivo con f/2.4, repitiendo el esquema por el que han apostado desde la inclusión de una segunda lente en la parte trasera, con doble estabilizador óptico.

Para la cámara frontal han optado por un sensor de 7 megapíxeles y una óptica con apertura f/2.2; además, en ambos casos se cuenta con un modo retrato que en esta ocasión nos llega con sus cinco modos de iluminación y con la aparición de dos nuevos compañeros en la escena fotográfica: el Smart HDR. 

Diferencias entre el iPhone XS y el iPhone XS Max

  1. Pantalla mucho más pequeña. Es más fácil de controlar con una mano y es 95 euros más barato. Precio inicial del iPhone XS es de 905 euros, en lugar de los 1000 euros.
  2. Más liviano este iPhone pesa 177 gramos en vez de 208 gramos.
  3. Duración de batería más corta, lo que significa una hora menos en navegación web.

Diferencias del iPhone XS frente al iPhone XR

  1. Cuenta con una pantalla más compacta y pequeña (5.8 pulgadas vs. 6.1 pulgadas).
  2. Mejor densidad de pixeles (458ppp vs. 326ppp).
  3. Un mayor almacenamiento de hasta 512GB (64GB, 256GB y 512GB), pero sin opción de 128GB como el XR.
  4. Mejor resistencia al agua. IP68 (hasta dos metros de profundidad) contra el IP67 (hasta 1 de profundidad).
  5. Precios más altos.
  6. Tiene 3D Touch, el iPhone XR no tiene.
  7. Es más delgado al tener un grosor de 7.7mm en vez de 8.3mm.
  8. Cuenta con más memoria RAM. Es decir con 4GB en lugar de 3GB.