Saltar al contenido

Qué comprobar para comprar una cafetera

comprar una cafetera para disfrutar de café

Lo que contamos aquí está pensado para dar respuesta a todos aquellos a los que nos gusta disfrutar de una buena taza de café por las mañanas, pero muchas veces no sabemos bien qué comprobar para comprar una cafetera de un modelo determinado y que sean además cafeteras baratas.

Existen en el mercado casi tantas cafeteras como gustos. Podemos comprar cafeteras manuales expreso, cafeteras de goteo, italianas, semiautomáticas, etc. y todas y cada una ellas tienen su propia forma de funcionar, además de hacer cada una de ellas un tipo de café diferente. Y es por eso que, sea cual sea el tipo que queramos, tenemos también que tener en cuenta ciertas características para que la cafetera se adapte a nuestras necesidades y gustos.

comprar cafetera según tipo

Índice de contenidos

Como saber que cafetera queremos comprar: tipos de cafeteras

Podemos encontrar varios tipos de cafeteras, siendo las más importantes:

  • Cafeteras expreso automáticas y manuales. Hasta hace apenas algunos años, las cafeteras expreso eran cosa de la hostelería y habituales en bares y restaurantes, pero hoy en día se ha popularizado su uso en casa. Se destacan porque en su interior contienen una bomba de presión para conseguir un café con más cuerpo y de forma más rápida.
  • Cafeteras de cápsulas. Son un tipo de cafeteras expreso que se caracterizan por usar cápsulas de café desechables de un único uso. La calidad de su café es similar al de las cafeteras expreso, pero con un funcionamiento más automático y un tamaño más reducido.
  • Cafeteras italianas. Son bastante habituales también. Son muy practicas y sencillas. El agua, cuando se calienta, hace aumentar la presión que ayuda a subir al café pasando antes por el filtro con café molido.
  • Cafeteras de goteo. También denominadas de filtro, funcionan de manera sencilla. El agua se calienta en un depósito y pasa por un filtro donde se ubica el café en polvo.
  • Cafeteras de émbolo. Son las cafeteras más simples de encontrar y las más baratas que los modelos expuestos aquí. Consiste en un recipiente de vidrio con un filtro y un émbolo que hay que presionar para conseguir el café.
  • Cafeteras de Sifón. También denominadas japonesa o de vacío. Se ha puesto de moda en los últimos tiempos gracias a su diseño elegante y su curioso funcionamiento. Consigue preparar un gran café que mantiene todo el sabor y el aroma.
  • Cafeteras napolitanas. En sus comienzos eran fabricadas en cobre, pero hoy en día las podemos encontrar en aluminio o acero inoxidable. Está formada por dos partes separadas por el filtro de café, una superior sin agujero de salida y otra inferior con un agujero de salida.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar una cafetera

Ahora que ya sabemos los tipos de cafeteras más conocidos en el mercado, toca señalar aquellos factores que tenemos que valorar si queremos comprar una cafetera.

El estilo

Uno de los tipos que más se adquieren son aquellos que permiten colocarse de forma cómoda encima de la encimera de las cocinas. En caso de cocinas más pequeñas, es mejor optar por modelos de más pequeño tamaño como son las cafeteras de cápsulas, italianas o de goteo.

Así mismo, también hay que valorar que la máquina de café pueda ajustarse a la decoración de la cocina y otros electrodomésticos.

Capacidad de la cafetera

Todo dependerá del número de habitantes en la casa. No es lo mismo tener que hacer café para una familia numerosa que si vives solo y necesitas solo hacer una única taza de café. En este sentido, una cafetera espresso manual, superautomática o de cápsulas son ideales para los que viven solos o son los únicos en beber café. De igual modo, las cafeteras italianas, de émbolo o de goteo son ideales para familias más grandes.

Cafetera manual o automática

Lo que diferencia a una cafetera manual de una automática es la automatización de ciertos procesos. En un modelo manual, nosotros controlamos todo el proceso de preparación del café, desde meter el café en la cafetera hasta elegir cómo queremos obtener el café. En el caso de las automáticas, estas tienen un depósito de café, donde podemos escoger la cantidad mediante un botón, el tipo de café que deseamos (cappuccino, ristretto, negro, etc.) y se limpian solas.

Tipos de bebidas

Podemos encontrar en el mercado modelos que no sólo hacen café espresso, sino que van más allá y ya podemos hacer en ellas otras bebidas como son infusiones, chocolate caliente o bebidas frías como batidos o zumos. Este tipo de cafeteras se las denominas “multibebidas”.

Facilidad de uso y de limpieza

En este sentido, si somos amantes del café o si queremos hacerlo como un profesional, entonces es mejor optar por una cafetera manual. Eso sí, el proceso de preparación y la limpieza es más largo y tedioso. Pero por suerte hay cafeteras cuyas piezas podemos incluso lavarlas en el lavavajillas.

En cambio, si lo que buscamos es obtener el café de forma rápida, entonces podemos decantarnos por una cafetera espress automática. Nos ayuda a preparar el café en menos de un minuto y te avisa cuando es necesario realizar la limpieza o descalcificación.

Características extras que puede contener una buena cafetera

Podemos tener en cuenta ciertos elementos extras o que mejoran su funcionamiento como son:

  • Autoapagado como medida de seguridad.
  • Programar la cafetera para tener el café listo en cualquier momento.
  • Indicador de nivel de agua exterior.
  • Alerta cuando el café está hecho o que la máquina se ha calentado.
  • Escoger la intensidad de café.
  • Pausar la preparación del café en cualquier momento.
  • Filtro reutilizable permanente.
  • Tenga un diseño cómodo para echar el agua, quitar las cápsulas, limpiar la bandeja de goteo, etc.

En definitiva, hay factores que tenemos que comprobar para comprar una cafetera para conseguir, de esta forma, el modelo que mejor se adapte a nuestros gustos y necesidades.